En 1950 decide abrir su hierbería en la calle de Guatemala en el No. 10, en el local No. 28 del Pasaje Catedral, la ciudad de México, D.F.

denominándola "Las Plantas Medicinales de América", cubriendo los requisitos que le obligaba la ley, otorgándosele la licencia de funcionamiento No.1 para tal objeto en el D.F. y siendo la primera que se afiliaba a la Cámara de Comercio con éste giro.

 Desde un principio laboraron con él sus hijos, adquiriendo bajo sus enseñanzas tanto el conocimiento como el metodo con el que se sistematiza el conocimiento y uso sobre las plantas medicinales. Así la Familia Ybarra tiene conocimiento de herbolaria francesa, alemána, inglésa e incluso latína y por supuesto sobre herbolaria mexicana.

 En la actualidad se cuenta con un sinnúmero de preparados de plantas medicinales para tratar casi todas las enfermedades existentes, además de hacer investigación para dar otra presentación a nuestras combinaciones herbolarias, y no solo se administren en forma de tés, tisanas, infusiones; sino que puedan consumirse en forma de cápsulas, comprimidos, jarabes y extractos.

 En honor a nuestro padre se hace esta pequeña semblanza histórica de uno de los pioneros de la era moderna en la medicinal natural en México.
 Sus hijos: Teresa, Dolores, Humberto y Rafaela Ybarra López.